6 razones por las que desarrollar la Inteligencia Emocional

¡Hola, gente positiva! ¿Cómo estáis?  Para los que no me conozcáis mucho todavía,  desde hace bastante tiempo intento expresar la idea de que la Inteligencia Emocional es un concepto clave en nuestro día a día. En ciertos momentos de la vida, haber aprendido a gestionar los sentimientos y emociones, y no huir de ellos nos va a resultar de gran utilidad. 

Pero, ¿qué es la Inteligencia Emocional? Mi admirado Daniel Goleman, psicólogo e investigador la define de la siguiente manera: "Capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos, los sentimientos de los demás, motivarnos y manejar adecuadamente los relaciones que sostenemos con los demás y con nosotros mismos "  Así pues, podríamos decir que la Inteligencia Emocional es la capacidad para gestionar nuestras emociones, entenderlas y comprender también las de los demás. 

Estoy convencida de que los seres humanos somos emociones. Y como tal, tenemos que aprender a no huir de los sentimientos, a no alejarnos de ellos, aprender a gestionar lo que sentimos, a valorarlo, y sobre todo, aprender a identificar nuestras emociones y reconocer las de los demás para poder favorecer el bienestar personal y el equilibrio emocional. 

En el post de hoy vamos a hablar de cinco razones por las que desarrollar nuestra Inteligencia Emocional. Me gustaría que aquellas personas que tenéis muy en cuenta las emociones y los sentimientos, me dejarais en los comentarios para qué os ha servido la Inteligencia Emocional y si habéis notado alguna mejora en vuestro día a día. ¡Me va a encantar leeros! 

1. Conectamos con nosotros mismos
A veces por el estrés del trabajo, la familia o los problemas personales se nos olvida conectar con nosotros mismos. Se nos olvida volver a sentirnos, preocuparnos por los que nos pasa y no damos importancia a las emociones. La Inteligencia Emocional será una de las claves a la hora de volver a conectar con nuestro interior. Me gustaría dejar claro que dedicarnos tiempo y pensar en nosotros no es para nada una actitud egoísta ni prepotente, sino un bien totalmente necesario. 

2. Mantenemos una autoestima equilibrada
La Inteligencia Emocional nos ayuda a ser conscientes de nuestros sentimientos, de nuestras emociones, a darnos cuenta de nuestros talentos y de las cosas que tenemos o podemos mejorar. Ese conocimiento que tenemos de nosotros mismos hará que la autoestima se vea reforzada cada día. 

3. Favorece la empatía
Como hemos dicho antes, la inteligencia emocional nos ayuda a ser más conscientes de las emociones y sentimientos de los demás. Por lo tanto, favorece a desarrollar la empatía. Ponernos en el lugar de las otras personas, intentar comprender lo que nos están diciendo, cómo se sienten y respetar sus opiniones nos hace ser cada vez más humano y sensibles. 

4. Nos ayuda a tolerar la frustración y los fracasos
Seguramente, os habréis dado cuenta que muchas veces las cosas no son lo que parecen. Que no todo lo que queremos se puede tener, y que en muchas ocasiones nos esforzamos al máximo, fracasamos en lo que estamos haciendo y tardamos un poquito más en llegar a la meta. La Inteligencia Emocional nos ayuda a gestionar la frustración y a superar obstáculos y fracasos. Pero sobre todo, tener conciencia de nuestras emociones y sentimientos es de gran utilidad para aprender de nuestros errores y verlos como parte esencial de la vida. 

5. Gestionamos nuestras emociones y sentimientos
No sé si a vosotros os ha pasado alguna vez, pero yo acostumbraba a no hablar de cómo me sentía con nadie. Si estaba triste o enfada prefería dejarlo dentro de mí y no darle la mayor importancia. Tampoco dedicaba ni siquiera unos minutos a reflexionar sobre mis sentimientos. ¿Cuál era el problema de esto? Que no gestionaba ni asimilaba las emociones y los "nudos en el estómago" se hacían cada vez más grandes y impedían que me sintiera bien conmigo misma. Por eso, es muy importante que prestemos atención a todos las emociones que tengamos, que reflexionemos y hablemos de ellas y sobre todo que no huyamos de nuestros sentimientos. 

6. Reduce la negatividad y somos más felices
La Inteligencia Emocional nos ayuda a ver el lado positivo de las cosas, a comprender el dolor y a reconocer las emociones de los demás. Siendo conscientes de cómo nos sentimos, de cómo se pueden sentir los demás y gestionando las emociones, reducimos considerablemente la negatividad en nuestras vidas, somos más felices y disfrutamos más de los días. 

Entonces, ¿os animáis a desarrollar vuestra Inteligencia Emocional? ¡Seguro que no os arrepentiréis de hacerlo!  

9 comentarios

  1. Hola!! me ha gustado mucho el post, tiene información que deberíamos saber todos y, de hecho, que se debería trabajar en el colegio. Aparte de memorizar y hacer exámenes nos deberían dar nociones de inteligencia emocional para ser adultos más funcionales. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que debería ser una asignatura obligatoria en los colegios porque lo de resistencia a la frustración y la empatía... Creo que hay gente que piensa que son platos de comida india

    ResponderEliminar
  3. Lo más importante es lo que comentas de la autoestima, en eso se basa que el resto funcione y nuestra vida vaya mejor :)
    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Viene muy bien. Lo sé por experiencia propia. Sobre todo para ser empáticos con el prójimo y para conocernos mejor a nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el post, a mi me ha servido la inteligencia emocional para poder vivir más tranquila y lejana a las aflicciónes. Buen post. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta ese ese Daniel Goleman y tengo el libro donde él desarrolla sobre la inteligencia emocional.

    Este tema me gusta mucho, porque es lo que hablo en mis redes. Conocer nuestras emociones es una tarea que debemos de hacer todo los días. La inteligencia emocional nos lleva a conocernos a notros mimos tal como somos.
    Excelente post.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado leer este post porque he aprendido algo nuevo. Para ser sincera aunque soy de las que me gusta ponerme en el lugar de los demás para poder entender alguna situación y me gusta conectarme conmigo misma de vez en cuando, no sabía que a eso se le daba el nombre de Inteligencia emocional. Es verdad que cuando uno logra comprenderse uno mismo, podemos comprender más fácilmente a los demás. Sin contar, que siempre es bueno saber controlar las emociones que sentimos cuando estamos frente a un fracaso o alguna situación inusual o inesperada. Este post me ha servido mucho. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Últimamente he leído mucho acerca de este tema y creo que deberían enseñarnos desde bien pequeños a desarrollarla porque es una herramienta fundamental para enfocar nuestra vida y sobre todo para conocernos mejor y ser mejores día a día. Un gran post, muy bien desarrollado y estructurado. Muaks

    ResponderEliminar
  9. Me gusto el post! Me siento muy identificada con el punto 4. Suelo sentirme frustrada cuando algo no sale como quiero y con la frustración vienen los miedos y mas aun ganas de largar todo o de no volver a intentar por miedo a volver a fracasar. A causa de esto empece a ver un psicólogo y el me hizo notar que era importante pensar que es lo que sentía, y como me siento al respecto, entender por que me siento así e intentar revertirlo, para no tenerle miedo al fracaso sino verlo como otra forma de aprender.
    Gracias por compartir :)

    ResponderEliminar