Esos días grises en los que no podemos ver el sol


¡Hola, gente positiva! Posiblemente, a lo largo de vuestra vida hayáis tenido momentos y días malos. Momentos en los que lo veíais todo gris. Días en los que no teníais ganas de nada. Que no teníais fuerzas para levantaros de la cama. Momentos en los que os habéis contenido las lágrimas cuando lo único que os apetecía era llorar. Llorar largo y tendido. Y días en los que teníais la sensación de que el sol brillaba para todas las personas excepto para vosotros. 

Yo también los he tenido. Y posiblemente más de los que me gustaría. Ojalá pudiera decir que la vida es de color de rosa. Que no existen los problemas, las dificultades, los obstáculos ni el dolor. Pero os estaría mintiendo, y a mí misma también. Me encanta pensar que todos somos atletas superando y saltando las vallas. Me encanta pensar que eso nos hace más fuertes, más sensibles y más empatícos a la vez. Me encanta pensar que la vida es de los valientes, pero que incluso ellos también tienen miedo. 

No sé cuántos días increíblemente grises habéis tenido, pero para la próxima vez que os llegue uno intentad respirad. Cerrad los ojos y coged aire. No abráis los ojos hasta que tengáis claro quiénes sois, lo que habéis conseguido y lo mucho que valéis. Pensad en que posiblemente ya habéis superado días nublados con éxito. Pensad en la calma que viene después, en las lágrimas que han servido para seguir adelante, en los apretones de puños que han sido útiles para coger más fuerzas y levantar la cabeza. En el orgullo que sentís por haber hecho frente a otra situación complicada. 

Cuando estéis en medio de una tormenta, recordad lo mucho que habéis luchado para llegar dónde estáis. Y después, si estáis en casa o cuando lleguéis probad a dejaros llevar. Poned música, bailad, subiros encima de la cama y saltad. Coged vuestro libro preferido, salid a la calle, disfrutad de los pequeños detalles, dormid, quedad con los amigos, o tumbaros en el sofá sin hacer absolutamente nada. Y cuando las nubes estallen, cuando empecéis a sentir la lluvia en los hombros y en la cara sed conscientes de que el olor a tierra mojada es una de las mejores sensaciones más revitalizantes que existen. 

Dejaros llevar, pero no huyáis de vuestros emociones ni sentimientos. Intentad comprenderlas, entenderlas, asimilarlas y gestionarlas. Incluso las que pensáis que son negativas como el enfado, o la ira, pueden sernos útiles para seguir avanzando con más ganas y convicción. No hagáis nada si las lágrimas aparecen en vuestras mejillas, y mucho menos os sintáis inferiores, ridículos o inútiles. Ya veréis como después de ellas, veis las cosas increíblemente distintas y os sentís más ligeros. Dejaros llevar y tened claro que aunque no podamos ver el sol, siempre está detrás de las nubes. 

6 comentarios

  1. Hola!

    Yo creo que todo el mundo se puede sentir identificado en este post y en cada una de las palabras que has utilizado para redactarlo. Esconde todo sentimiento que aunque muchas veces queramos negarlo está ahí. Me encanta como lo has expresado. Gracias por compartirlo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, guapa! Estoy de acuerdo en lo que has dicho. Lo único que nos hace falta es que seamos conscientes de él y no huyamos, sino aceptarlo y superarlo. Un beso, Lidia, y gracias por dedicar al post unos minutos de tu tiempo. :)

      Eliminar
  2. Me ha encantado. Es precioso. Estoy teniendo una mala temporada, y si, no es la única, he tenido más de una. Intento mirar las cosas de diferente manera y sé que vendrán cuando haga más cambios y lo vea de diferente forma. Aprenderé a cambiar con el tiempo.
    Me ha gustado leer esto antes de ir a dormir.
    Un saludo desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Patricia! ¿Sabes lo valiente que eres al decir eso? Asumir que estás teniendo una mala temporada y esforzarte en superarla con todas tus ganas. Yo, también he tenido malas épocas, más de las que me gustaría de hecho. Me alegra muchísimo que te haya ayudado, y muchas gracias por leerlo. Un beso muy grande. :)

      Eliminar