Pensar en nosotros mismos no significa ser egoístas

¡Buen día, gente positiva! Espero que estéis genial y aprovechando los últimos días de un verano que ya está tocando a su fin. Posiblemente, habéis tenido que escuchar en ocasiones las frases siguientes: "deberías pensar en los demás. Ellos son más importantes que tú", "deberías estar siempre conmigo porque eres mi amigo" o "deberías centrarte en tus hijos y familia y no en ti". Y finalmente, detrás de esos comentarios y afirmaciones aparece la palabra egoísta como por arte de magia. 

"Eres un egoísta por no pensar en los demás", "eres un egoísta por no estar siempre para mí", "eres un egoísta porque no te centras en tus hijos ni en tu familia". Quizás, lo que algunas personas no sepan es que mediante esas frases se está fomentando la manipulación psicológica, la coacción, la invasión de la intimidad de los demás, y la disminución de la libertad que por derecho cada ser humano tiene al nacer. A veces me sorprendo con la mentalidad de la gente en pleno S. XXI. A veces me sorprende que algunas personas sí que piensan de verdad que quererse y pensar en uno mismo es cosa de egoístas y egocéntricos. 

Obviamente, esos pensamientos demuestran que una gran parte de la sociedad no está adaptada al siglo en el que nos encontramos. Esos pensamientos demuestran que todavía está presente la mentalidad obsoleta, anticuada, poco comprensiva e intransigente que se tenía muchos años atrás. En la actualidad, está mal visto decir que no, debatir, opinar y que las decisiones las tomemos nosotros mismos sin consultar a nadie más porque es nuestra vida. Está mal visto no hacer alguna cosa que los amigos nos piden por el simple hecho de que no nos apetezca o porque sobrepase nuestros valores. Está mal visto dejar a los hijos con familiares el viernes o el sábado para salir en pareja, poder disfrutar de un día de hobbies o hacer lo que nos de la gana.

Si me permitís os voy a sugerir algo: no dejéis de hacerlo. No dejéis de decir que no, no dejéis de pensar en vosotros mismos, no pongáis siempre a los demás por encima vuestra, y no dejéis que otros tomen vuestras decisiones y que os dirijan la vida. No dejéis de dar importancia a las cosas que os gustan, no dejéis de dedicaros tiempo para conectar de nuevo con vosotros mismos y renovar la energía para seguir avanzando en el camino. No dejéis que invadan vuestra intimidad, y ni mucho menos que os manipulen y os hagan sentir culpables por negaros a hacer cualquier cosa que os pidan. Si lo hacéis, estaréis alejando cada vez más de lo que realmente queréis y deseáis. 

Tenéis que seguir pensando en vosotros. En lo que queréis, en lo que os ilusiona, en lo que os emociona. Da igual si es un proyecto con éxito dudoso o una decisión inesperada y alocada. Dejadme que os diga una cosa: no estáis haciendo nada malo. Todo lo contrario. Estáis luchando por vuestra propia vida, por ser independientes, por ser vosotros quién decidáis lo que merece la pena y no los demás. Vosotros y nadie más tiene la última palabra sobre la dirección que vais a tomar a continuación. Creedme, no sois peores amigos por eso, no sois peores personas por eso, y desde luego no sois peores padres por querer algo de tiempo para vosotros. 

Hacedme vosotros un favor a mí ahora, enfrentaros a la gente que quiera tomar las riendas de vuestras vidas. Enfrentaros a la gente que os quiera hacer sentir culpables por una cosa que no queréis hacer. Defended vuestras ideas, vuestras decisiones, vuestros proyectos y vuestras vivencias. Y si tenéis que alejaros de alguien en el proceso, posiblemente sea por vuestro bien y porque sin duda alguna habrá mejores personas en el mundo que sí os respeten. Eso sí, para mucha gente seguiremos siendo "esos egoístas que piensan en sí mismos", pero, yo no puedo estar más orgullosa de que me digan eso, ¿y vosotros?

11 comentarios

  1. cuantas veces habre oido esas frases.... que si soy egoista que si no tengo en cuanta a los demas... y yo me pregunto...si ademas de los que verdaderamente me quieres no me tengo en cuenta yo misma y me cuido¿ quien lo va a hacer? asi que he aprendido a poner limites.
    Un post realmente estupendoBSS

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post, no hay que tener sentimiento de culpa por pensar en uno mismo. Si no nos cuidamos no podremos cuidar de los demás.
    Un abrazo
    www.normcoregirl.com
    @normcoregirl

    ResponderEliminar
  3. Está claro que la libertad es ante todo y nadie ha de imponerse a nadie. Todos somos igualitos y con todos los derechos a hacer nuestro libre albedrío sin molestar a nadie.. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tengo este tipo de problema y la verdad que también depende de muchos factores. Cuando llegan esos comentarios es cuando siempre se dice que no a todo y aunque es cierto que hay que pensar en lo que nos apetece también hay que mirar para el otro lado sobretodo cuando se tiene pareja. Saludos

    Soy Yolanda del blog www.comoadelgazarcomiendo.info

    ResponderEliminar
  5. Es verdad o que dices, llega un momento en el que te sientes mal por pensar en ti misma!! La sociedad algunas veces es una losa demasiado pesada, no se por que nos tenemos que meter en la vida de los demás! Me parece genial que la gente piense distinto...en la variedad está la riqueza, pero que dejen al resto pensar como quieran también. No hay que imponer ideas, da igual si creemos que son mejores que las del vecino, cada cual que haga o piense lo que quiera.

    ResponderEliminar
  6. Soy de esas personas que siempre están para los demás, para escuchar y poner paz en muchas situaciones de conflicto. Y cuando llegan esos momentos en que explotas y dices "hasta aquí, ahora toca pensar en mí!", luego me siento mal y llego a pensar si no estaré siendo egoista, pero tienes mucha razón y me ha ayudado tu lectura a ver que no es así. :) ¡Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho este post porque es cierto que pensar en uno mismo se confunde con ser egoísta y creo que en muchísimas ocasiones deberíamos pensar más en nosotros mismos que en los demás sobre todo porque cuando estamos carentes de algo, emocionalmente hablando, es difícil que podamos ofrecer a los demás la mejor versión de nosotros mismos. Muaks

    ResponderEliminar
  8. Este post podría decirse que te hace reflexionar un poco en lo que haces día a día con la vida, yo pienso que se puede compaginar en ayudar a los demás y también para ser un poco egoista, tiene que existir ese termino medio. Genial el post. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta esta entrada. Me siento totalmente identificada porque siempre estamos pensando en los demás siendo egoístas para nosotras mismas y luego cuando pensamos en nosotras nos sentimos hasta mal.

    ResponderEliminar
  10. Hola!!! Me encanta la entrada, me siento muy identifica, soy de las personas que siempre esta pendiente de los demás y yo la ultima, pero cuando quiero pensar en mi me llaman egoísta y no es justo!! Ha veces creo que la gente tiene mucho morro !! Y eso es justo lo que me falta a mi creo! jajajaj Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Me ha encantado!
    A lo largo de mi vida me he encontrado con gente que vaga por el mundo siendo verdaderos maestros de la manipulación y en hacer sentir mal a los demás si no cumples con sus exigencias.
    Son mis "maestros zen" jeje...
    Yo creo que en el fondo quieren sentirse queridos y no saben cómo llamar la atención :P

    ResponderEliminar