Ser sincero no significa decir las cosas de cualquier modo

¡Muy buenos días, gente positiva! ¿Cómo estáis? En el post de hoy vamos a hablar de una cualidad que la mayoría de personas valoran muchísimo en sus vidas: la sinceridad. A todos nos gusta que no nos mientan y que si alguien tiene algún problema con nosotros nos lo diga cara a cara evitando chismes y rumores. Pero, muchas veces se nos olvida que ser sincero no significa decir las cosas de cualquier modo. 

Veamos, ¿qué quiero decir con esto? Os pondré dos ejemplos con sus situaciones para que lo comprendáis mejor. 

Primer ejemplo
En una universidad es la hora de que el profesor reparta los exámenes que los estudiantes hicieron la semana pasada. Dos amigos comprueban sus notas: uno ha obtenido un ocho y el otro un cuatro. El alumno que ha sacado más nota le dice al otro lo siguiente: "si es que eres un inútil. Ya sabía yo que que ibas a suspender. No tienes ni idea". 

Segundo ejemplo

Es el mismo caso de los estudiantes que el primero. Pero esta vez, el alumno que ha tenido la calificación más alta le dice a su amigo lo siguiente: "sé que esta asignatura no es tu fuerte, pero estoy convencido de que con esfuerzo y dedicación la aprobarás de sobra. Yo voy a ayudarte, ya lo verás". 

Si los ejemplos fueran una realidad, ¿cómo creéis que se hubieran sentido los estudiantes que han sacado menos notas por los comentarios de su amigo? Obviamente, el primer alumno se hubiera sentido ofendido y herido por su compañero. Además de que esas palabras podrían causar mucho daño en la autoestima de cualquier persona. Sin embargo, el segundo estudiante, a pesar de escuchar que esa asignatura en concreto no es su fuerte, ha dado más importancia a las palabras de apoyo de su amigo. Por lo tanto, se sentirá con más ganas de hacerlo mejor y de seguir intentándolo. 

A lo que yo me refiero es que todos tenemos derecho a expresar lo que sentimos, nuestras ideas, opiniones y pensamientos. Pero también hay que tener en cuenta a los demás y tener empatía. Por eso, es tan importante ser asertivo. ¿Qué es la asertividad? Es la habilidad de expresar nuestras emociones, sentimientos y opiniones de una manera amable, abierta, franca, adecuada y directa sin hacer daño, ofender ni herir a los demás. 


Es muy recomendable poner en práctica esta habilidad todos los días, ya que la reacción de la persona a la que estemos hablando va a cambiar según el modo en el que le estemos diciendo las cosas. Tenemos que acordarnos de los ejemplos anteriores: si nos comunicamos ofendiendo a los demás, menospreciando lo que hacen y poniéndoles etiquetas, haremos que se sientan mal y humillados. Pero si mantenemos una conversación comprensiva, empática, amable, sin críticas y con el tono de voz adecuado, sin duda estaremos expresando nuestras emociones u opiniones de una forma correcta y el que escucha no se sentirá herido. 

La sinceridad es una cualidad estupenda. Pero hay que aprender a utilizarla en determinadas situaciones. Y sobre todo, hay que comunicarnos con los demás como nos gustaría que nos hablaran a nosotros. Por eso, sin duda alguna y desde mi punto de vista, la sinceridad siempre tiene que ir acompañada de asertividad y empatía. Porque todos tenemos derecho a decir lo que pensamos pero no de cualquier manera ni pisando a nadie. 

11 comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Y muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo en leer el post. ¡Me hace mucha ilusión! :)

      Eliminar
  2. Eso sería como no ser grosero al decirlo? El título del post, aunque pienso que es mejor decir las cosas como son,personaente no me gustan los paños de agua tibia a la hora de decirme algo o decirlo, eso también depende de la persona. Que hermosa la sinceridad. Me ha gustado mucho tu post

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias por el post. Muchas veces cuando te piden que seas sincera te ves en la tesitura de que si eres sincera puedes crear conflictos y a veces vale más la diplomacia que la sinceridad dependiendo de con quien tengas que ejercerla.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!! estoy completamente de acuerdo contigo. Muchas veces la gente confunde sinceridad con mala educación o con ser un bocazas. Ser sincero no está reñido con ser amable o discreto cuando lo requiera la ocasión. Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Coincido, ser sincero no significa tener que ser cruel o grosero. Hay formas y formas de decir las cosas y creo que ser sincero en momentos de enojo es lo peor. Pero decir lo que se piensa o se cree sin herir a la otra persona, también es saludable, al menos los demás sabrán que uno lo dice por su bien o para contribuir.

    ResponderEliminar
  6. Uno debe decir lo necesario de modo que sea justo, que no hiera, que diga lo que quiere decir, que haga lo que tiene que hacer, sin herir y sin hacer daño. A veces poder ser sutil, o menos brusco, puede que la sinceridad se confunda con la grosrìa y eso ya no va sobre todo con alguien con quien tratas cotidianamente o alguien que quieres. Interesante tu post besos ❤️

    ResponderEliminar
  7. Siempre es mejor ser sincero que ir mintiendo, porque al final ya se sabe que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, pero también es cierto que hay que cuidar las palabras sinceras, pues pueden llegar a ofender o a humillar a la persona a la que se lo dices.
    Me ha encantado la entrada :)
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  8. Como siempre genial el post , es cierto que todos apreciamos la sinceridad pero hay formas y formas de decir las cosas , un besito grande

    ResponderEliminar
  9. El post me encanta como lo has explicado y el últino parrafo ha sido genial, me ha gustado mucho como lo has redactado y en cuanto a lo que dices, puedo decir que puede ser sincero, pero sobrellevando la manera en como se lo digas, no tan directo, sino suavemente. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  10. Se pueden decir las cosas como son pero sin hacer daño (lo que se dice "con tacto"). La asertividad y empatía es un valor humano relacionado con la forma de comunicarte con los demás sin hacer daño.

    ResponderEliminar