Tú, que has estado conmigo en la tormenta

¡Hola, gente positiva! Espero que estéis teniendo un día absolutamente genial. Por fin, parece que el calor afloja un poco y que nos va dando más tregua cada día. Posiblemente, cada uno de vosotros tengáis una persona a la que siempre le contáis las cosas, en la que siempre podéis confiar. Una persona que siempre os escucha, que os intenta comprender, que os abraza cuando lloráis y que os reconforta. Este post, es para todas ellas. Para todas esas personas que nos han ayudado a pasar la tormenta. 

Sé perfectamente que si te digo estas palabras en voz alta me dirías que lo que haces no tiene importancia, que lo haces porque me quieres y quieres lo mejor para mí. Pero no podrías estar más equivocado. Cada cosa que haces, cada gesto que me das, cada abrazo que me regalas tiene una gran importancia para mí. No te puedes llegar a imaginar cuánta. Seguramente, seas unas de las pocas personas que me ha visto llorar y reír a partes iguales. 

Seguramente, seas unas de las pocas personas que me ha visto saltar en la cama, cantar como si no hubiera mañana y bailar por los pasillos de casa sin ningún motivo aparente. Pero también me has visto apretar los puños, me has visto tumbada en la cama sin ganas de hacer nada, me has visto llorar desconsoladamente, me has visto enfadarme, me has visto herida, confusa y perdida. Tú. Posiblemente tú hayas visto todas mis caras. Y sigues aquí. Sigues atravesando tormentas conmigo. 

Quizás porque no sea tan mala persona como en algunas ocasiones creo que soy -si lees esto, seguramente dejes salir esa mirada tan tuya y me dirás muy seguro de ti mismo que no soy mala persona-. Pero ya ves, también tengo un lado pesimista. Sí, ese lado que tú también conoces y que me ayudas a diario a superar. Ese lado tan mío que a veces hace que caiga, que me tiemblen las rodillas, que me venga un poco abajo y que pierda temporalmente la confianza en mí misma. 

Pero siempre estás tú. Siempre estás tú para levantarme ligeramente la cabeza con los dedos. Y vuelves a mostrarme esa mirada tan tuya. Tan nuestra. Me sonríes y me abrazas. Y no hace falta nada más. Me sonríes y consigues que vuele de nuevo. Consigues que vuele alto y que vea el lado positivo de las cosas. Unos minutos en tus brazos y es más que suficiente para recordar quién soy, hasta dónde he llegado y la cantidad de cosas que me quedan por hacer. 

Por eso y por todo, gracias. Gracias por agarrarme de la mano cuando el viento sopla fuerte y me tambaleo. Gracias por mostrarme que cuando llueve no siempre es malo. Gracias por estar. Por ser. Por enseñarme a no rendirme, a luchar, a dar importancia a las pequeñas cosas. A los pequeños detalles. Gracias por tu risa. Por tu cariño. Por las aventuras. Por cada locura. Por los días que me has prestado no solo un hombro sino los dos para llorar. Gracias por cada caricia. Pero, ¿sabes una cosa? Yo también atravesaría la tormenta contigo. Una y mil veces. 



12 comentarios

  1. Waaau!
    Que gran entrada!

    Y sobretodo, en cada palabra te doy la razón.
    Creo que no sabría escribirlo tan bien (o sí, nunca lo he probado) pero en el hecho de sentirlo, lo siento igual.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Además de esas personas especiales que entran en tu vida para quedarse, deberíamos dedicarnos un post a nosotros mismos que a pesar de todo, también superamos cada y una de las tormentas
    Muy buen post, geniales palabras

    ResponderEliminar
  3. Hola! escribes muy bonito, leyendo me estaba acordando del que siempre está conmigo en las buenas y en las malas, saludos

    ResponderEliminar
  4. Todos tenemos a alguien que está ahí en las tormentas, mojándose con nosotros o teniendo el paraguas. Maravilloso!

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado esta entrada. Que bonitooo!! Que gran verdad siempre ahí alguien que está ahí con nosotras cuando todo el mundo desaparece. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Que lindo post! Me ha gustado mucho lo que has escrito además que es muy cierto. Todos tenemos "esa persona" tan especial con la que podemos contar para todo. un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola! creo que si tenemos a alguien así en nuestra vida, hay que estarle agradecido por su apoyo y su cariño. Me ha gustado mucho lo escrito :) Gracias por compartirlo. Besos!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Pero que bonito!Me encanta como te has expresado, yo también tengo a alguien así en mi vida :) Hace muy poquito que conozco tu blog y me encanta, me encanta la gente positiva, ser positiva en general y hace unos años era muy negativa. No sabes cuanto me ha cambiado la vida desde que he cambiado mis pensamientos. Tienes un blog estupendo y una nueva seguidora :) Besos!

    ResponderEliminar
  9. Bonita entrada y muy acertada para agradecer a las personas que siempre tenemos a nuestro lado. Creo que hace muchos años no tengo una persona así en mi vida, porque quizás no me abro mucho a los demás, pero se debe sentir lindo.

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito texto y qué pena que exista poca gente así... y digo poca, porque muchas personas (no todas) acaban fallando... pero oye, qué bien lo expresas, es ideal para agradecerle a esa persona que sí está... Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Hola Que bonita entrada sin duda alguien estuvo presente en mi pensamiento mientras leia lo que has escrito, es un gusto leer y comprender que mas alla de las fronteras y de la pantalla siempre hay alguien con pensamientos similiares. Saludos hermosa entrada y muy motivadora.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola preciosa!

    Pero qué pensamientos tan bonitos. Siempre es fácil estar en los momentos buenos, en los días en los que todo va bien, lo difícil es eso, estar cuando nadie está, cuando todos desaparecen porque es demasiado complejo, ahí es donde aprendes a valorar las cosas que realmente importan. Me ha encantado el post.

    Un besazo!

    ResponderEliminar