No somos la generación perdida, ni mucho menos

Navegando por Internet, he llegado por casualidad a ver un video de un chico joven reivindicando que estaba cansado de escuchar eso de que "los jóvenes de hoy en día éramos la generación perdida". Y no solo estoy de acuerdo, sino que me ha inspirado a escribir unas palabras al respecto. El vídeo, lo podéis encontrar en la página de Facebook Quieres verlo. Y os aseguro que no tiene ningún desperdicio. 

No pasa una sola semana en que no lea en periódicos o escuche decir a la gente que parece que los jóvenes no tenemos rumbo y que naufragamos en un mar de dudas. No sé por qué extraña razón muchas personas se creen que lo tenemos todo increíblemente fácil, cuando no es cierto. Ni por asomo. A muchos de nosotros, nos han quitado la ilusión, la creatividad, la imaginación y nos han intentado educar en lo mediocre para ser aceptados por una sociedad que en muchas ocasiones deja mucho que desear.

Han intentado alejarnos de nuestros sueños, de nuestras metas y nos están poniendo cada vez más complicado el poder realizar nuestros proyectos personales. A día de hoy, los estudiantes que pueden seguir con la carrera somos unos afortunados, porque lamentablemente he tenido que vivir la experiencia de que compañeros han tenido que abandonarla por falta de recursos y por no concederles la beca a pesar de cumplir todos los requisitos. Y es una auténtica pena. Es una pena que gente con vocación y entusiasmo no pueda terminar algo que le apasiona. 

Todavía se dice mucho eso de "o estudias o trabajas". ¿Pero cómo hacerlo con la que está cayendo? Ahora, que te concedan ayudas para los estudios significa que te ha tocado la lotería y eres una persona con suerte. Y si no, tienes que aguantarte y pensar en otra cosa. A tomar viento fresco. Con el trabajo pasa absolutamente igual: empresarios que se aprovechan de la voluntad y emoción de los jóvenes (sí, esos mismos jóvenes que muchos llaman vagos y generación perdida) jugando con sus esperanzas y sus expectativas. 

"¡Ay, estos ninis"! Señores y señoras, ¿y qué hay de los jóvenes que están trabajando para costearse una carrera excesivamente cara? Como decía el chico en su vídeo: de ellos nunca se habla. Está claro que es más fácil decir todo lo malo, criticar, juzgar y hacer daño sin ningún tipo de sentido. La culpa no la tenemos nosotros, ni mucho menos. Nosotros queremos seguir, queremos avanzar, queremos trabajar y queremos hacer lo que nos gusta. Queremos que nuestros estudios (al que nos hemos dedicado la mayor parte de nuestra vida) nos sirva para algo. Y que si no nos contratan en ningún sitio, al menos tener oportunidades de empezar proyectos por nuestra cuenta. Pero eso tampoco es posible. 

Muchísimos jóvenes al día tienen ideas brillantes y creativas. Ideas para cambiar el mundo, para innovar, para hacer la vida más fácil a las personas. ¿Cuántas de ellas creéis que se llevan a cabo? ¿Cuántas de ellas creéis que son rechazadas por razones absurdas de nuestro país? ¿Cuántas personas han propuesto el mismo proyecto en otro país y ha sido todo un éxito? ¡Muchísimas! No somos nosotros. Nosotros estamos cansado de pedir oportunidades, de exigir que se nos valore. ¿Y qué recibimos a cambio? Palabras tales como... "los españoles son muy aventureros y les gusta mucho la juerga". Perdonen, pero no, los españoles se van porque ven que aquí no tienen futuro, y seguramente sea por culpa de ustedes. 

1 comentario

  1. ¡Oleee y chapó! Toda la razón del mundo,estoy contigo ... Sin ir más lejos el otro día en la pagina de facebook de mi barrio leía que los desperfectos que están causando unos imbéciles últimamente rompiendo coches y algunas cosas de las calles somos los jóvenes nacidos entre el 90 y el 2004 porque el colega decía que estamos educados en la era del pasotismo,me puso de tan mala ostia el comentario que leí que tuve que contestarle unas cuantas cositas por meternos a todos en el mismo saco sin saber ...

    ResponderEliminar