Una autoestima sana ayuda a los niños a gestionar sus emociones

¡Hola, gente positiva! Hoy en el blog hablamos de lo importante que es una autoestima sana y equilibrada en los niños. Para ello, me ha parecido interesante compartir una entrevista que le hice a mi querida Raquel González, pedagoga y especialista en terapia cognitivo-conductual en la infancia y adolescencia. Espero que el post os resulte útil y que sirva para dar más importancia a la autoestima en el día a día de los niños. 

1.¿Cómo se puede identificar a un niño con baja autoestima?
Hay que estar atento a ciertos comportamientos que se pueden volver “crónicos”, es decir, que empiezan siendo propios de la edad pero que llega un momento que son demasiado frecuentes. Por ejemplo, cuando el niño empieza a evitar actividades por miedo a no hacerlas bien, cuando engaña, miente o echa la culpa a los demás de lo que él mismo hace, cuando, cuando se vuelve agresivo o violento, y es extremadamente tímido, cuando se niega a todo y se muestra frustrado delante de cualquier situación, o cuando se deja influir por lo que los demás le dicen. También hay frases que pueden ser repetitivas como: “No soy bueno en nada de lo que hago”, “No sirvo para esto”, etc.

2. Que un niño tenga un exceso de autoestima, ¿también podría ocasionar problemas en su desarrollo social?
Definitivamente sí, los extremos nunca son buenos. Los niños con una autoestima demasiado alta suelen creer que siempre tienen la razón y que todo lo hacen bien, aunque la realidad sea que hacen las cosas igual que cualquier otro niño de su edad. Una de las consecuencias de este tipo de autoestima es que los niños creen que son perfectos y por lo tanto no se hacen responsables de las cosas que hacen mal, se enfadan fácilmente cuando otra persona intenta explicarles que no tienen la razón, pueden exagerar demasiado las cosas volviéndose mentirosos, no saben trabajar en equipo ya que se ven más preparados que los demás e incluso pueden llegar a verse muy presionados por no permitirse a sí mismos ni un error.

3. ¿Se podría decir que la autoestima es una cualidad con la que se nace o hay que entrenarla desde la infancia?
En mi opinión, las personas nacemos con un autoconcepto de nosotros mismos, pero tienen que ayudarnos a mantenerlo y moldearlo, ya que vivimos dentro de una sociedad rodeados de otras personas semejantes a nosotros. Es una cualidad que debe ser trabajada, incluso está demostrado que personas con una autoestima baja obtienen peores resultados que personas con autoestima alta y siempre hay un momento en la vida que las personas saborean ambas. Hay que enseñar la aceptación de uno mismo y no enseñar a prejuzgar, uno debe quererse como es y querer a los demás como son, y sobre todo no dejarse influenciar por ciertos estímulos exteriores (como la publicidad) entrenado a las personas a ser reflexivas y críticas con lo que hay a su alrededor.

4. ¿Qué necesitan los niños para fortalecer el concepto que tienen de sí mismos?
Para empezar necesitan sentirse aceptados tal y como son, independientemente de sus dificultades o carácter, ser queridos por lo que son. También hay que dedicarles tiempo porque es una manera de demostrarle que ellos se merecen tu tiempo, que son importantes para ti. Obviamente, hay que establecer límites razonables, como por ejemplo si la merienda se come en la cocina, al día siguiente no podemos dejarle comer en su habitación. No podemos confundirlos haciéndoles pensar que no nos importa que hagan lo que quieran.

Es muy importante dejar que los niños cometan errores, ya que es lo que les enseña para el futuro, y no debemos prohibirles que experimentes ciertas cosas porque nosotros sepamos cómo van a acabar, debemos pensar que es un trato de confianza sobre ellos. También debemos celebrar lo positivo, escucharlos con atención, ser empáticos con ellos y no compararlos con otras personas, porque esto es una manera de hacerlos sentir inferiores e inseguros. Pero sobre todo, mostrarles nuestro apoyo, que sepan que estaremos ahí aunque se equivoquen o fracasen.

5. ¿Qué posibles causas tiene una baja autoestima infantil?
Los niños con una baja autoestima pueden desarrollar sentimientos de  angustia, dolor, indecisión, desánimo, pereza, vergüenza, etc. Pero también depresión y conductas antisociales, pudiendo incluso desarrollar agresividad para sentirse mejor aún sabiendo que no es un sentimiento real.

6. ¿Hasta qué punto pueden influir los refuerzos positivos y los castigos en la autoestima de los niños?
Hasta el punto de llegar a cada uno de los extremos de la balanza que hablábamos más arriba. Hay que saber cuando uno debe castigar y cómo hacerlos y cuándo se debe reforzar positivamente. Cuando un niño pone la mesa por su propia voluntad se le debe reforzar positivamente, celebrar lo que acaba de hacer porque eso les hace sentir útiles y bien. No importa cuántas veces lo haga, es bueno reforzar positivamente. Los castigos son igual de necesarios, pero hay que saber cuándo ponerlos y cómo hacerlos. Debemos recordar que muchas cosas que los niños hacen nos las ven hacer a nosotros en casa o no entienden ciertas normas sociales, y esto es algo que no se debe castigar de la misma forma que un hecho a conciencia.

7. ¿Los padres y los familiares cercanos son claves en el desarrollo de la autoestima infantil?
Sí, desde luego. Son los adultos de referencia, si ellos no refuerzan y no ponen en práctica estrategias para una buena autoestima es difícil que en un futuro el niño sea capaz de mantener una autoestima equilibrada.

8. ¿La sobreprotección puede causar problemas en la autoestima de los niños?
En mi opinión, la sobreprotección es igual de mala que la falta absoluta de atención. Cuando los sobreprotegemos no estamos dejando que las experiencias entren en su vida, somos una barrera de contención entre ellos y todas las posibilidades del mundo y esto puede crear una baja autoestima, ya que el niño puede desarrollar inseguridades y miedos.

9. ¿Qué consejos darías a los padres para que fortalezcan la autoestima de sus hijos?
Lo que dije antes: Aceptarlos tal y como son a pesar de sus capacidades y dificultades, dejar que experimenten y se equivoquen ya que es la mejor manera de aprender, pero al mismo tiempo hacerles ver que si eso pasa ellos estarán allí para apoyarlos. Reforzarlos positivamente cuando hacen cosas que para ellos son importantes o si no lo son, al tiempo que se establecen normas razonables. Prestarles atención cuando nos cuentan sus cosas porque para ellos son muy importantes y darles nuestro tiempo para estar con ellos y hacer actividades juntos y así que se sientan valorados. Sobre todo, no compararlos porque así es como se desarrollan inseguridades.

10. ¿Qué puede implicar tener la autoestima baja en un entorno social?
Implica que nunca serás capaz de llevar una vida social equilibrada, ya que tus miedos e inseguridades no te lo permitirán. Siempre te verás como el más inferior de todos, e incluso llegues a montarte tu propia realidad sobre lo que tus amigos u otras personas piensas de ti. Una persona con autoestima baja tiende a fracasar porque ella misma es el impedimento hacia el éxito, la barrera para avanzar. Por lo que en el ámbito social se pueden tener muchos problemas para alcanzar metas u objetivos, e incluso se puede llegar a padecer depresión.

No hay comentarios