8 claves para que termines tu día con una sonrisa

¡Hola, gente positiva! Una de las cosas que más me gusta es meterme en la cama con una sonrisa. Para mí es una de las sensaciones más agradables que hay. Pero, ¿cómo convertir un día cualquiera en el mejor de tus días? ¿Cómo disfrutar de nuestras jornadas de forma positiva? Aquí os dejo mis ocho claves de oro para que antes de cerrar los ojos y dormiros sintáis una sensación de bienestar plena. 

Media hora para ti antes de levantarte de la cama
Quizás sea una tontería pero a mí me llena de energía positiva estar en la cama despierta antes de que suene la alarma y levantarme. En esa media hora puedo reflexionar, puedo recordar frases del libro que leí por la noche, puedo pensar en cosas positivas, puedo buscar desde el móvil citas célebres que me inspiren y me motiven... ¡Un montón de cosas, vamos! Si lo probáis espero que me contéis el resultado. 

Escucha de forma activa
Escuchar no es solo mirar a los ojos a la persona que tienes en frente y asentir dos o tres veces con la cabeza. Escuchar es mucho más que eso. Se trata de empatía, de sensibilidad e interés. Cuando alguien quiera compartir una charla contigo hazle saber que estás presente: pregúntale por lo que te está contando y opina de manera activa y respetuosa. De esta manera, conseguirás hacer sentir bien a la personas y ésta a su vez te valorará muchísimo más. 


La risa es la mejor fórmula para el positivismo
Ponte en la tele o en el ordenador una serie que te haga reír y que disfrutes con ella. Busca vídeos en Youtube que te hagan sonreír. O queda con amigos que vayan a sacarte la mejor de las sonrisa. Reírte es una de las cosas más sanas y revitalizantes que hay. Entonces, ¿por qué no hacerlo más veces al día y contagiar a los demás con nuestra risa?

Las buenas acciones lo cambian todo
Aprovecha los días para ver si alguien de tu alrededor necesita ayuda. No te centres únicamente en tus amigos. Las buenas acciones pueden llevarse con personas que no conoces: como ayudar a llevar la compra a una persona mayor, comprar un sandwich a alguien que vive en la calle, dando un abrazo a las personas que sabes que lo necesitan... Ver la sonrisa de la gente cuando haces algo bueno por ello es increíble y te hace sentir un bienestar pleno. ¿Lo pruebas?

Emociónate y apasiónate con lo que haces
Siempre he dicho que sin ilusión y emoción estamos perdidos. Cada día pon el corazón en lo que haces: en tu trabajo, en clase... De esta manera, te sentirás motivado y con muchas ganas de seguir esforzándose. Vive el momento y deja que fluya las buenas sensaciones.

Lee al menos una hora al día
En muchísimas ocasiones se ha demostrado que la lectura fomenta la creatividad y nos ayuda a levantarnos. Te aconsejo que pruebes a leer un poco cada día antes de irte a dormir. A mí me ayuda muchísimo a conciliar el sueño y a estar más tranquila. Y tú, ¿lees al menos una hora al día? :)

Nunca tengas miedo de ser tú mismo
Y no lo digo por decir. No intentes ser otra persona para intentar llamar la atención de la sociedad. No intentes decir "sí" cuando quieres decir "no". Lo único que conseguirás con eso es provocarte malestar, angustia y nerviosismo. Sé tu mismo, sin máscaras, ni disfraces. ¡Seguro que hay un montón de gente que estará encantada de conocerte!

No te quedes en el "¿...y si...?"
Si tienes una idea en la cabeza y crees que tienes los medios y las herramientas necesarias para llevarla a cabo...  no lo dudes, hazlo. No te quedes con los interrogantes de lo que podría haber sido, de si hubiera funcionado, de si hubiera tenido éxito tu proyecto. Inténtalo. Échale ganas y pon el corazón en ello. Si te sientes con fuerzas, estás preparado y estás motivado, ¿por qué no hacer realidad tus sueños? 

Bueno, ¿qué os parecido mis ocho claves para irnos a la cama con una sensación de bienestar y con una sonrisa en la cara? 

1 comentario

  1. Muy buenos consejos!! Aunque con dos niños es difícil conseguirlas todas ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar