¿De verdad cuesta tanto ser empático y asertivo?

Hola, gente positiva. No tenía pensado escribir un post hoy pero esta mañana me he llenado de impotencia, rabia y enfado. Una muy buena amiga me ha llamado al teléfono muy entristecida. Ella es diseñadora de páginas web freelance y ayer tuvo que entrar un trabajo. Pues resulta que la persona encargada del proyecto dijo que el resultado era horrible, que era una persona poco profesional, que no tenía ni idea de lo que hacía y que no tenía talento. 

Según me lo estaba contando mi rabia iba en aumento (ni Hulk me hubiera superado hoy). ¿Es que de verdad cuesta tanto tener un poco de tacto, ser empático los unos con los otros y comunicarnos con asertividad? Yo puedo entender que el trabajo de mi amiga no haya gustado. ¿Pero no hay formas de hacerlo saber que no sean ofensivas, dolorosas y que hagan sentir mal a la persona que se ha esforzado? 

"Valoro muchísimo lo que has hecho pero, ¿podrías cambiar esto?" o "Creo que esta imagen quedaría mejor que la que has puesto tú, ¿qué te parece?". Hay cientos de formas asertivas, empáticas y además motivadoras de no herir a los trabajadores.  Cada día que pasa tengo más claro que los animales muestran más cariño y sensibilidad que algunas personas. No pretendo ser grosera (o quizás sí, al carajo con eso) pero parece que hay gente que ha venido al mundo a complicarnos la vida. 

Por mucho que me cueste decirlo hay que personas que su máximo objetivo es ofender a los demás, hacer que se sientan mal y heridos. Hay gente que no practica eso de ponerse en el lugar de otros. Hay personas que se olvidan de eso de "trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti" y les da absolutamente igual emociones, sentimientos o disgusto. Lo único que quieren es pisarnos y sacarnos del camino. Aunque me den escalofríos pensarlo es así de claro: no solo hay gente buena. 

En días como hoy, pierdo un poco la fe en la sensibilidad y humanidad de muchas personas. Todos podemos cometer errores, todos podemos equivocarnos y hacerlo mal. Pero no por eso nos tienen que tratar a patadas. Además, si nos dicen los fallos de una manera asertiva, aplicando la inteligencia emocional (sí, ese concepto tan básico que mucha gente no tiene) y con empatía hasta puede que nos motivemos más a mejorar y que sigamos con más fuerza y decisión. 

A todas esas personas que quieren pisarnos, que nos quieren poner más obstáculos que saltar (más todavía como si tuviéramos pocos) y que nos quieren quitar toda nuestra ilusión mediante malas palabras: al carajo. Al carajo vosotros (y ahora sí que he sonado grosera pero no podía aguantarme más, lo siento). Dejad de sentiros superiores a los demás, dejad de pensar que tenéis derecho a decir las cosas de la peor forma y dejad de ser tan egocéntricos. Quizás algún día os haga a vosotros lo que estáis haciendo con muchas personas. ¿Y entonces qué? 


8 comentarios

  1. Desde luego,te doy toda la razón del mundo,no cuesta nada ser cordial al menos ...

    ResponderEliminar
  2. Todo mi apoyo para tu amiga, porque sé que estas situaciones hacen que dudes de tu profesionalidad y son el caldo de cultivo perfecto para desmotivarse. Sinceramente, una crítica constructiva hubiera sido mucho más efectiva, imagino el ánimo con el que tu amiga afrontará el proyecto a partir de ahora. Ser asertivo es mucho más conveniente, pero es que cuesta tanto ponerse en la piel de otra y aportar ayuda... sin embargo,responder desde la superioridad y el "yo lo sé todo" es muy fácil. Que termine el trabajo como mejor pueda y ya saldrán proyectos más agradecidos!!

    ResponderEliminar
  3. Este tema es uy largo, hay personas que no tienen tacto para nada, piensan que ellos son superiores y lo suyo es lo bueno y que lo de los demas no vale, a mi me gustaria que esas personas se pusieran solo por un momento en la piel de la otra persona, que pensara las cosas, deben ver un poco a los demas tambien, que su mundo no gira en torno a ellos, que las cosas se pueden mejorar y que para eso estamos, para seguir aprendiendo, ojala nacieramos enseñados pero no es asi, y si encima echan a la basura tu trabajo en ver de ayudarte a mejorar pueden causarnos consecuencias que algunas personas no sabn salir de ello. Para mi este tema es muy delicado. Buen articulo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Creo que acabas de dar la definición de persona amargada en tu post. Como su vida es un asco, tienen que ir a fastidiar a los demás a toda costa en vez de mostrar un poco de empatía. Se puede decir que el trabajo realizado te gusta más o menos pero no de esa forma así que lo que toca, muchas veces, es contestar con una bordería o hacer ver que te resbala (aunque no sea cierto) porque no hay nada que amargue más al amargado que no poder amargarle la vida a los demás. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Que triste realmente. Me resulta tan feo que haya personas que se preocupen por hacer el mal a los demás y no por progresar o buscar su bien. Mucha fuerza para tu amiga y que todo se solucione pronto. A veces estos personajes contagian la mala onda a los que somos positivos, así que manténganse fuertes, que no hay mal que por bien no venga! Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa
    Lo siento mucho por tu amiga porque de verdad imagino que se lo habrán hecho pasar mal. Y como bien dices poco cuesta hacer las cosas con tacto y empatía.
    A mi ser empática no me cuesta, lo he sido desde pequeña y me aprece lo más natural. Pero creo que la gente en general no es así.
    Por cierto, me gustaría saber más sobre la asertividad, tienes algún artículo más?
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Relamente algunas personas no tienen nada de tacto al decir las cosas, no hace falta humillar a alguien para decir que algo no te ha gustado, pero como bien dices muchas personas no saben utilizar la empatia por desgracia

    ResponderEliminar
  8. Purtroppo la gente incompetente esiste ovunque, mi spiace per questa brutta esperienza.

    ResponderEliminar