5 formas de desarrollar la inteligencia emocional en los niños y niñas

¡Hola, gente positiva! ¿Qué tal estáis? ¡Espero que genial! En el post de hoy vamos a hablar de la inteligencia emocional en los niños. ¿Cómo pueden ayudar los padres y madres a que sus hijos identifiquen, empiecen a comprender y a gestionar las emociones? Aquí os dejo cinco ideas sencillas que podéis llevar a cabo en vuestro día a día. ¡Ojalá os resulten útiles!

Que los niños y niñas hablen de sus emociones y de sus sentimientos con sus familia, sin duda alguna, puede ayudarles mucho en su desarrollo personal y académico. Ser conscientes de las emociones desde una temprana edad, también puede ayudar a desarrollar buenas habilidades sociales.


Sin embargo, hay algunas familias que no saben muy bien como hacerlo, cómo hablar adecuadamente de lo que sus hijos pueden sentir en algún momento, de sus inquietudes y de sus dudas. Hay algunas pautas sencillas que los adultos pueden generar para que esas conversaciones, para que esa confianza que buscan se lleve a cabo.

Seguridad y Confianza
Hay que ser consciente de que cada hijo es un mundo. Esto quiere decir, que se tiene que tener en cuenta su edad y su personalidad. Por ejemplo, a los niños más pequeños, les suele costar menos hablar de sus sentimientos, pero los adolescentes, suelen ser más callados en ese aspecto, y eso, a la larga, quizás pueda acarrear problemas. Por eso, los padres tienen que dejar claro a sus hijos, que en casa se puede hablar de todo y se pueden expresar las emociones de manera relajada y educada.

Hablar de sentimientos y emociones nunca es malo
Hablar de sentimientos no es malo. Hay hijos que sienten vergüenza al hablar de emociones con sus padres y prefieren no hacerlo. Hay que explicarles que no tienen de que avergonzarse, que sentirse mal, preocupado, o triste no es ningún signo de debilidad ni de flaqueza. Todo lo contrario, que hablarlo y comunicarlo es lo más valiente que se puede hacer.


Comprender las emociones de los hijos
Esto es algo importante. En algunos casos, los más pequeños se sienten tristes porque un compañero se ha reído de ellos, o porque no han sabido hacer un ejercicio en clase, o porque ha perdido un partido en Educación Física. Hay veces que los más mayores, sienten confusión y dudas sobre quién son. Ante eso, hay que intentar comprender como se sienten ellos, esforzarse por entenderlos.

Ponerle nombre a lo que sienten
En muchas ocasiones los niños y niñas no saben cómo se llama lo que están sintiendo. En estos casos, es muy útil hacer un mural con las caras de las emociones: me siento triste, enfadado, feliz, nervioso... Con los adolescentes, aunque puedan sentirse confusos en algunos aspectos, es más fácil que sí identifiquen qué es lo que se sienten. Es evidente, que aprendiendo el nombre de las emociones es más sencillo su expresión y su comunicación.

Alejarse de los juicios y de las críticas
Esto quiere decir que no se tiene que criticar las emociones ni los sentimientos de los hijos. En la mayoría de las veces, sus emociones vienen provocadas por algún tipo de acción. Por eso, es muy importante mantener una escucha activa en todo el proceso y no adelantarse con las conclusiones.


Cabe destacar que una buena educación emocional en casa, pueden mejorar muchísimo la convivencia de todos. Puede hacer más fácil la comunicación, la expresión de los sentimientos y su identificación. Un clima de seguridad y confianza en el que todos los miembros de la familia son importantes y pueden decir de forma adecuada cómo se sienten, es algo muy importante a tener en cuenta para que las relaciones con los niños y niñas sean lo más sanas posibles.

13 comentarios

  1. Creo que es importante que los niños tengan confianza para expresar lo que sienten con su familia más cercana; ya tendrán tiempo de volverse adolescentes retraidos que consideran a papá y mamá como el enemigo. Además, cuanta más comunicación más problemas se pueden detectar y atajar a tiempo, ya sea en el colégio, con los compañeros,.... Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Un post muy interesante que todo padre debe leer. Ayudar a que los hijos expresen sus emociones los ayuda a crecer y desarrollarse interiormente. Es cierto que hay que ayudarlos de manera única porque cada niño es un mundo. Cada uno de ellos tiene su personalidad y su manera de hacer y ver las cosas. Es cierto que la étapa de la adolescencia es la más difícil porque suelen tener cierto temor o verguenza a contar ciertas cosas o emociones. Pero, se puede lograr si sabemos como enfocar la situación y como empezar una comunicación efectiva. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mel,

    ya sabes lo mucho que me gusta la Inteligencia Emocional y ya no solo que me guste sino que, también la recomiendo y además, a todas las edades sin excepción de géneros.

    Me ha gustado el desarrollo de cada pauta en este post, por lo que creo que todos deberíamos al menos una vez, leerlo detalladamente y hacernos nuestros apuntes para tomarlo en práctica. :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo, como padres debemos ser abiertos y mostrarles confianza para que ellos puedan abrir sus sentimientos y expresarnos lo que sienten, y nosotros también, dar el ejemplo platicando de nuestros sentimientos de nuestras emociones o frustraciones porque eso provoca una conexión profunda con ellos, eso les permite abrirse e identificarse dentro de la familia.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos puntos a tener en cuenta. Lo que más me cuesta es lo de "ponerle nombre a los sentimientos". Yo misma a veces no puedo saber exactamente qué me pasa, mucho menos puedo decirle a mi hijo lo que le está pasando a él. Supongo que es algo a trabajar para los dos :D

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Mel!
    Me gusta mucho la forma en que nos compartes esta información y mira que si esto se da en las escuelas y se aprende en casa es mas fácil de sobrellevar las altas y bajas de nuestros hijos, pues en muchas ocasiones creemos que por ser pequeños es solo felicidad y la verdad es que es un ser humano independientemente de la edad y lo que saben lo adquieren, creo que pondré esa opcion de las caritas. (sugerencias, enseñarles a respirar es una buena opcion para canalizar las emociones tanto padres como hijos, una tarea dificil pero efectiva)
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los consejos los voy a aplicar con mis dos pequeños ya que ambos están en edad escolar y muchas veces dentro de salón suceden situaciones que a veces ellos no saben manejar y yo intento orientarlos sobre como deben enfrentar por ejemplo las burlas de algunos compañeros sin que estas los afecten.

    ResponderEliminar
  8. Amiga nuestros hijos vivirán en el mundo de los emocionalmente inteligentes. Con estos pasos me enamoro mucho más de este tema que es tan importante, lidiar con las emociones de los más pequeños debería ser una tarea diaria para luego formar adultos emocionalmente inteligentes y responsables. A mí me reprimieron muchos sentimientos y emociones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Francamente me ha encantado este post, muchas familias tendrían que aplicar estas recomendaciones, sobre todo porque es un modo de poder hacer que nuestros peques se desenvuelven y así generar más lazos. Tomo muy buena nota de estos consejos.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa, hay que ver lo mucho que nos ayudas a comprender a nuestros hijos y sobre todo a establecer una relación educativa más sana. Este post me ha encantado, mi peque está en ese momento que te suelta todo y siempre le digo que puede y debe contarme todo lo que le pase, creo que es algo fundamental para evitar casos de bullying o de algo peor en el colegio, que sientan confianza con nosotros. Muakss

    ResponderEliminar
  11. como madre de tres niños a veces me cuesta un poco que expresen lo que sienten mas el varoncito. si bien es muy comunicativo le cuesta. la mas grande ya tiene sus 11 años y esta en una etapa que ya se esta guardando las cosas.. pero es cuestion de tiempo y respetarlos.

    ResponderEliminar
  12. Te voy a dar mi punto de vista en la relación padres-hijos. Creo que el motivo por el que muchas veces los niños no expresan lo que sienten es simplemente que creen que sus padres no les entiendes. Que si saben "etiquetar lo que les pasa" y se lo pueden contar a un amigo pero no a ellos, que nunca les dará mejor consejo que los progenitores. Bss.

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa
    Un artículo muy interesante. Estoy de acuerdo en la importancia de la inteligencia emocional en los niños.
    Darles confianza y crear un entorno en el que puedan hablar libremente de lo que sienten, sin presionarlos, es fundamental en mi opinión. Y hacerlo con el ejemplo propio creo que es una buena idea
    Un besazo

    ResponderEliminar