He terminado los estudios... ¿y ahora qué?

¡Hola, gente positiva! ¿Qué tal estáis? El post de hoy va dedicado a los estudiantes que estáis a punto de acabar la carrera (mucha suerte a todos) y que no sabéis qué hacer al terminar porque os sentís confusos y perdidos. ¡Espero que resulte os útil el post de hoy! J ¡Empezamos con energía!

Desgraciadamente, muchos estudiantes salís de los universidades con una sensación agridulce: han terminado los estudios pero creéis que no habéis aprendido absolutamente nada útil de la vida. Por esa razón, os podéis sentir vacíos. Y algunos de vosotros no sabéis muy bien qué rumbo tenéis que tomar ahora.

¡Aquí van algunas ideas para vosotros,jóvenes indecisos, que se os sentís perdidos y cómo barcos a la deriva! J

Visitar algún país para aprender el idioma

Es normal que algunos de vosotros estéis saturados de estudiar (casi toda la vida con apuntes en las manos) y que necesitéis un respiro. Si creéis que alguien os va a juzgar o a decir que sois unos vagos… no hagáis caso. Por eso, viajar a otro país durante unos meses (o lo que la economía familiar permita o ahorros) sería una buena oportunidad para vosotros.

De esa manera, vais a aprender un nuevo idioma, quizás encontréis algún trabajo de media jornada (o entera) para que ahorréis un poco de dinero, seguro que conocéis a gente maravillosa y viviréis una experiencia única e inolvidable. Cuando regreréis a casa, lo haréis más activos y mucho más ilusionados.

Seguir con la formación académica

Si tenéis la fuerza suficiente para seguir estudiando y os apetece… ¡adelante! Seguro que hay algún master que os llame la atención, algún proyecto de formación continúa, estudiar otra carrera afin a la que ya tenéis o totalmente diferente, matricularos en cursos relacionados con vuestra formación, y, cómo no, siempre podéis empezar una oposición.

Dedícarse un año a uno mismo

Muchas personas lo llaman “año sabático”. Yo considero un año de desconexión, de vivir experiencias increíbles, de viajar si tenéis la oportunidad, de recuperar el equilibrio con vosotros mismos, de hacer cosas que no pudiste en la carrera por falta de tiempo. En fin, vivir la vida al máximo antes de dar el salto hacia la búsqueda de empleo, el emprendimiento o de nuevo a la formación. Supongo, que si os decantáis por esta opción, bastantes de vuestros conocidos os pondrán miles de excusas (o quizás no). Pero ya sabemos cómo le gusta criticar a la gente.

Os aconsejo que no penséis en ellos. Simplemente, la decisión es vuestra y de nadie más. Si queréis dedicar unos meses a viajar por el mundo porque podéis hacerlo… ¡adelante! Y no dejéis que nadie os lo impida. No olvidéis que nadie puede manipularos y tomar las riendas de vuestras vidas. J

¡Bienvenidos al increíble mundo laboral!

Increíble por decir algo, ¿verdad? Si habéis decidido no seguir estudiando por ahora y poneros en marcha con vuestro primer empleo… vais a tener mucho trabajo por delante. Obviamente, es una opción a tener en cuenta cuando terminéis los estudios. Muchos de vosotros querréis independencia económica, iros a vivir solos o con amigos…

Está claro que para todo eso, hay que trabajar. Pero ya sabéis (sé que no os cuento nada nuevo) que la situación (al menos en España) está muy muy complicada. Aun así… ¡tenéis que intentarlo con todas vuestras fuerzas! Mandad cientos de curriculumns a las empresas, elaborar una carta de presentación, fundir portales de empleo y apuntaros a todas las ofertas que creéis que merecen la pena.

Quizás, no tengáis suerte a la primera. Ni a la segunda. Ni a la tercera. Mientras esperáis, os aconsejo manteneros en activo: escirbir un blog sobre lo que habéis estudiado, colaborad en webs como autores invitados, apuntaros a hacer algún voluntariado en vuestra ciudad… En fin, ¡hay un montón de cosas que podéis hacer mientras suena esa esperada llamada o correo electrónico.

Emprender, eso de lo que todo el mundo habla

¿Tenéis una idea increíble, contáis con la ayuda económica de vuestra familia, tenéis dinero ahorrado y ganas para luchar con un montón de papeleo y burocracia? Si estáis cansados de buscar trabajo y desmotivados porque nadie os llame… quizás lo mejor sea emprender y esforzaros por dar forma a esa idea brillante que tenéis desde hace algún tiempo en la cabeza.

Está claro que el camino no será fácil ni lleno de rosas. Pero es una oportunidad exquisita para dar lo mejor de vosotros mismos, para tomar la iniciativa, desarrollar vuestro pensamiento crítico y todas vuestras habilidades y capacidades. ¡A por ello con todas vuestras fuerzas!

Me encataría saber que habéis hecho vosotros después de los estudios (cualquiera, no hace falta que sean los universitarios) y por qué os decantastéis por esa opción. ¿Qué os parecería la idea de unos meses de desconexión? ¿Qué tipo de estudios escogeríais ahora? ¿Qué opináis del emprendimiento?


¡Os leo en los comentarios! J

No hay comentarios