Toma tu propio camino y no el que elijan los demás por ti

¡Muy buenas, gente positiva! ¿Cómo estáis? ¡Espero que genial! ¿Alguna vez habéis sentido cómo alguien manejaba vuestra vida a su antojo? ¿Alguna vez habéis tomado decisiones en base a las preferencias de los demás y no a las vuestras propias? Pues dejadme que os diga una cosa: eso se debería de acabar. Y espero que no tardéis mucho en daros cuenta.

Hace unos días, mientras esperaba que el semáforo se pusiera en verde, pude escuchar como claramente una madre le decía a su hijo: “cómo vuelvas a decirme que quieres estudiar magisterio en vez de medicina otra vez, la vamos a tener”. Doy por hecho, que el chico había obtenido muy buena nota en selectividad para poder acceder a la carrera de medicina.

En cambio, él no quería. A él le apetecía estudiar magisterio y se le veía bastante convencido de lo que decía (tenía pinta de ser un posible maestro de corazón en toda regla). A lo que me refiero, es que su madre estaba eligiendo el camino por él. Le estaba obligando a estudiar una carrera que no quería y a pesar de que su hijo le expresaba ideas contrarias, parecía no tener en cuenta sus comentarios.


“Tienes que hacer esto”, “lo mejor para ti es esto”, “¿en serio vas a hacer eso? Vas a equivocarte”. ¿Cuántas veces habéis escuchado esas palabras? Posiblemente, alguna vez en vuestras vidas hayáis coincidido con personas manipuladoras que intentaban alejaros de tomar vuestras propias decisiones. Hasta puede que en algunas ocasiones se excusaran diciendo “es que quiero lo mejor para ti”.

No tenéis que olvidar que lo mejor para vosotros solo lo sabéis vosotros (valga la redundancia). Podéis escuchar opiniones y consejos, pero, jamás dejéis que los demás elijan el camino que vosotros queréis tomar. Creedme, vivir cubriendo las expectativas de los demás es duro ¿Si os equivocáis al tomar la decisión? No pasa absolutamente nada porque de los errores también se aprende.


Aunque parezca mentira, en ocasiones, hay que dejar claro a algunas personas que las decisiones del día a día las tomamos nosotros. Muchos se creen con el derecho de meterse en nuestras vidas y con el poder de decirnos continuamente lo que tenemos y lo que no tenemos que hacer. Y cuando decimos “no” o “basta” corremos el riesgo de ser unos bordes. Pero está claro que eso no es así.

Además, no sé vosotros, pero yo prefiero que piensen que soy una borde antes de que mi vida quede en manos de otros. Permitidme que os diga algo que a mí me ha ayudado muchas veces: caminar vuestro propio camino y no penséis en cumplir continuamente los deseos de los demás. Si lo hacéis, tendréis la sensación de no estar viviendo. Y eso para mí, es una de las peores sensaciones que existen.

10 comentarios

  1. Hola! Cuanta razón tienes, muchísimas veces y muchas otras sin darnos cuenta nos manejan la vida, ya sea para bien o para mal, pero nos manejaron. Y como dices... escuchar consejos si, pero no porque sea un consejo tenemos que hacerlo de esa manera. Muy buen post!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu publicación querida Mel. Reflexionando creo que no he estado en alguna situación parecida, (consientemente) pero tristemente si he visto como amigas aun a la fecha estan sumergidas en un ambiente de chantajes y manipulación , en dónde son otros (llamese padres, amigos, pareja), quienes manejan la pauta de cómo debe ser su vida "perfecta"
    Triste pero pasa
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es tener nuestra propia vida y tomar nuestras propias decisiones para así vivir de acorde a quien somos y lo que queremos. Puede ser que nos equivoquemos, pero serán nuestros propios errores y no olvidemos que podemos aprender mucho de nuestros errores, podemos crecer como personas y no volver a cometer los mismos errores.
    No podemos vivir complaciendo a todos los demás porque entonces nosotros acabaremos mal y frustrados

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con tomar nuestras propias decisines y no dejar que nos manipulen pero algunas veces creo que los padres tienen más razón que los hijos cuando son jovenes, quizá soy muy antigua o como me quieran llamar pero comparto la idea en que se escuche y se obedezca a los padres, a mí no me fue tan mal y agradezco lo que me dijeron que debía hacer porque me evitaron muchos dolores de cabeza, llanto y alguna que otra cosas malas, aunque en ese momento no lo entendí, pero bueno cada quien toma los consejos o las opiniones de otros de una u otra forma; sin embargo eso no lo acepto de otros, de los demás si lo tomo como manipulación, gracias por tu post...Küsse

    ResponderEliminar
  5. Que pena estas cosas... a mí me pasó igual... cuando les dije a mis padres que quería ser maquilladora... ahora mírame! 15 años después y tengo la suerte de poder vivir de lo que me gusta. Tengo claro que si tengo hijos, jamás dejaré de cohibirles en aquello que quieran hacer... porque lo mejor es que se mire por su propia felicidad. Muy buena reflexión!!

    ResponderEliminar
  6. Genial el post en primer lugar, ya que sé cómo se siente esa situación con uno de mis amigos y puedo decir que esta muy arrepentido de haber cogido que le marcaron los padres, ya que no le gusta ni lo que está haciendo. Puedo decir que por mi parte, mi madre me ha apoyado en cualquier paso que de ya sea profesionalmente como en proyecto y me siento orgullosa de tener mi propio camino. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Yo he escuchado esas frases de, ¿seguro que quieres hacer eso? Pero no en el sentido de "debes hacer esto otro" sino para que me lo pensara 2 veces antes de decidir las cosas, siempre he tenido apoyo y no se han metido en mis decisiones, lo cual agradezco, bss!

    ResponderEliminar
  8. Hola Mel!!! Desgraciadamente esto de que quieran decidir por ti se ve mucho y no solo cuando eres niño sino también en la edad adulta. A veces no lo hacen con maldad pero cada uno sabemos lo que queremos o no hacer o tomarnos un tiempo para pensarlo, incluso tenemos derecho a equivocarnos y aprender de ello, bss

    ResponderEliminar
  9. Me encanta, como siempre genial tu entrada. Qué gran razón, me ha encantado lo de magisterio, porque yo soy profesora y hacen falta más profesores y maestros que tengan amor por su trabajo y por los educandos, y esa madre quizás está echando a perder a un gran maestro y convirtiéndolo en un médico frustrado. Si, es cierto que tenemos que decidir nosotros por sí solos, no nos damos cuenta de lo que nos condicionan los demás. Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa
    Totalmente de acuerdo!! Somos nosotros los que tenemos que decidir los caminos que elegimos. esta claro que no siempre vamos a acertar pero los errores, igual los aciertos, deben ser nuestros.
    Tenemos que aprender a plantarnos y no dejar que los demás nos lleven, también pasa con los padres que se ven reflejados en sus hijos y quieren que hagan lo que ellos no pudieron hacer.
    Hay que prestar atencion a los consejos que nos dan de corazon pero sin dejar que sean las directrices de nuestra vida
    Un besazo

    ResponderEliminar